Urge promover campañas de concientización y prevención de cáncer infantil: Peralta de la Peña

 En México, el 75 por ciento de los casos de cáncer en menores de 18 años se diagnostican en etapas avanzadas, hecho que incrementa considerablemente duración y costo del tratamiento, a la vez disminuye las posibilidades de curación, señaló la diputada Ana Patricia Peralta de la Peña, secretaria de la Comisión de Salud.

Por ello, propuso exhortar a la Secretaría de Salud y sus homólogas estatales para que, en el ámbito de sus facultades, los sistemas de salud con los criterios de aplicación, los medicamentos ya definidos en los protocolos de atención médica para los diferentes padecimientos de este tipo de cáncer.

Hizo votos por promover una campaña nacional de educación, concientización y prevención de los síntomas de cáncer infantil; y acceso a los niños, niñas y adolescentes con este padecimiento, a una atención de calidad, continua y con tratamientos definidos.

Peralta de la Peña precisó que de acuerdo con el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia, en el país hay anualmente entre 5 mil y 6 mil nuevos casos de cáncer en menores de 18 años.

El promedio anual de muertes por cáncer infantil en la última década es de dos mil 150 defunciones. Este padecimiento se ha convertido en la principal causa de muerte por enfermedad en mexicanos entre cinco y 14 años de edad.

En la actualidad, el índice de sobrevida ronda entre 30 y 50 por ciento, según la región del país, mientras que en Estados Unidos ha alcanzado 90 por ciento. Persisten condiciones de marginación y pobreza que impiden que algunos pequeños lleguen a los centros regionales. “Los médicos generales no lo consideran como una enfermedad emergente y muchos de los diagnósticos preventivos pasan inadvertidos”.

México continúa por debajo de los estándares de las naciones desarrolladas, en donde se espera que el 80 por ciento de los pacientes diagnosticados con esta enfermedad se curen. Hoy en día, el índice de sobrevida estimado en México es de 56 por ciento del diagnóstico. “Eso deja ver que el cáncer es curable si se detecta a tiempo”.

Peralta de la Peña dijo que México tiene 151 oncólogos pediatras. Se requiere, un acceso efectivo a los servicios de salud donde el personal de primer contacto posea competencias para la detección y referencia oportuna de personas con sospecha de cáncer, a las unidades médicas acreditadas o especializadas de referencia para pacientes oncológicos pediátricos que cuenten con personal e infraestructura especializada para su atención.

Expuso que hay síntomas identificables de manera temprana para que el niño o adolescente sea tratado por el médico y éste tome acciones para brindar una mejor atención al paciente.

“Es vital emprender acciones en conjunto para prevenir el cáncer, tales como: actividades de promoción para la salud tendentes a disminuir factores de riesgo en la población, desarrollar entornos saludables, reforzar la participación social, reorientar los servicios hacia la prevención e impulsar políticas púbicas con una visión integral”, añadió la diputada de Morena.

Detectar los síntomas de cáncer en los niños y adolescentes de manera temprana aumenta en 80 por ciento la eficacia del diagnóstico y tratamiento, por eso es necesario enfatizar las campañas.

“Se tiene que enfatizar los programas para promover el diagnóstico precoz y correcto en México, porque el cáncer infantil se asocia a síntomas de alerta que pueden ser detectados por las familias y profesionales sanitarios de atención primaria capacitados”, argumentó en el documento que analiza la Comisión de Salud.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba