Sube a 125 cifra de muertos por erupción de volcán en Guatemala

La cifra oficial de muertos por la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala, el pasado 3 de junio, subió a 125 tras la identificación de otras cuatro víctimas, informaron las autoridades.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) elevó la cifra tras confirmar la muerte de un hombre de 83 años, otro de 32, una mujer de 80 y un niño de cinco años. Las nuevas víctimas identificadas sumaron 12 en tres días.

El lunes el registro de fallecidos subió a 116 después que el dato oficial había permanecido en 113 desde el 29 de junio.

Solo tres de las 125 víctimas no fueron ingresados a la morgue en Guatemala, pues fallecieron en hospitales de México y Estados Unidos, donde fueron trasladados junto a otros pacientes en grave condición para ser atendidos.

El Inacif dijo haber “logrado la identificación de 122 víctimas mortales, de 251 casos ingresados hasta el día de hoy”.

La mayoría de esos casos corresponden a partes corporales que los forenses buscan identificar para determinar si corresponden a diferentes personas o son de un mismo individuo.

Los restos fueron encontrados bajo toneladas de material volcánico que sepultó viviendas enteras, especialmente en la comunidad de San Miguel Los Lotes, en el sureño departamento de Escuintla, a unos 60 kilómetros de la capital, la cual fue devastada.

La búsqueda de cuerpos prosiguió semanas después de la erupción. El 17 de junio las autoridades decidieron suspender en definitiva las labores de búsqueda de cuerpos, en parte por las condiciones de inestabilidad derivadas de la actividad del volcán y de las lluvias.

No obstante, familiares siguieron escarbando y encontraron restos que fueron llevados a la morgue de Escuintla.

La erupción también dejó 1.7 de personas afectadas y pérdidas y daños económicos estimados en 219 millones de dólares. Además, más de 3 mil personas perdieron sus viviendas y permanecen en albergues, mientras el Gobierno guatemalteco está en proceso de trasladarlos a refugios temporales familiares.

El volcán, de 3 mil 763 metros de altura, disminuyó su actividad en los últimos días y este martes, de acuerdo con William Chigna, de la Unidad de Prevención de Volcanes (UPV) de la Conred, presenta “una fumarola color blanco a baja altura y no registra explosiones ni retumbos”.

Fuente

Artículos relacionados

Deja un comentario