Slim ‘blinda’ a Sears en México

Sears acaba de declararse en quiebra en Estados Unidos. Pero en México, la cadena vive una situación muy diferente, pues sus operaciones están en manos de Grupo Sanborns desde hace más de dos décadas.

Sears abrió su primera tienda en México en 1947. En ese entonces, la cadena era subsidiaria de Sears Roebuck, la empresa estadounidense que ayer entró en bancarrota. Medio siglo después, en 1997, Grupo Carso —propiedad de Carlos Slim— adquirió de Sears Roebuck una participación accionaria del 85% en Sears México, que aumentó a 99% en 2016, de acuerdo con el informe anual de la empresa.

Con esta operación, Sears México se deslindó de las operaciones de la cadena estadounidense y se consolidó dentro de Grupo Sanborns (el negocio comercial de Carso). Y al contrario que su homónima en Estados Unidos, Sears México está lejos de estar en crisis.

En los últimos 20 años, la compañía ha duplicado su tamaño: pasó de tener alrededor de 40 tiendas a 95. Por el contrario, Sears Roebuck cerró 70% de sus tiendas —sin contar Canadá y K-mart— en 10 años.

En el mercado de valores, en el último año, el precio de las acciones de Sears Roebuck cayó 95%. Aunque el precio de Grupo Sanborns también ha bajado, el descenso es de 11%.

A nivel de ventas, Sears Roebuck lleva 10 años consecutivos de caídas: sus ingresos pasaron de 53,000 millones de dólares (mdd) en 2007 a 16,700 mdd en 2017. En esa década, los ingresos de Grupo Sanborns crecieron en promedio 6% anual.

Sears aporta poco más de 50% de los ingresos de Grupo Sanborns. Y un consenso de Bloomberg entre Casas de Bolsa pronostica que el desempeño positivo de la firma continuará. Para 2018, se prevé que tanto sus ingresos como su flujo operativo (Ebitda) crezcan 6% anual.

Fuente

Artículos relacionados

Deja un comentario