Secretaría de Salud ha suspendido 8 clínicas por muertes maternas

Para reducir la incidencia de muerte materna, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), aplicó la normatividad sanitaria al realizar una verificación de clínicas privadas y públicas así como consultorios médicos.

A través de un comunicado, la dependencia informó que durante el 2018 la Coepris suspendió a cuatro clínicas médicas privadas y multó a 5 consultorios médicos con 13 mil pesos a cada uno equivalente a 60 días de salarios mínimos.

En tanto las clínicas, estas fueron suspendidas para operar por estar involucradas en la atención de pacientes donde se presentaron muertes maternas o complicaciones por no contar con protocolos establecidos, ni actualizados, para atender emergencia obstétrica.

Los consultorios multados se encontraban ubicados en las Jurisdicciones Sanitarias de Pátzcuaro y Uruapan y tras visitas de verificación, se determinó que ponían en riesgo la salud de la población puesto que no contaban con la infraestructura necesaria para operar, además de carecer de expedientes clínicos, botiquín de urgencias, y en caso de que un paciente agravara, no tenían insumos para darles atención alguna.

En el caso de las cuatro clínicas suspendidas, éstas se encontraban en las Jurisdicciones de Pátzcuaro y Apatzingán, unidades médicas que tras ser verificadas fueron encontradas con diversas irregularidades e incumplimiento a las normas sanitarias mexicanas.

En ese sentido, la Coepris en Michoacán verificó en total 26 clínicas públicas y 96 privadas, dando un total de 122 operativos para reducir la muerte materna.

Asimismo, en lo que va del año, 8 clínicas han recibido medidas de seguridad; 5 de ellas fueron suspendidas y a 4 de ellas les fueron asegurados medicamentos e insumos caducos que ponían en riesgo la salud del paciente.
Finalmente la SSM detalló que dichas clínicas, fueron ubicadas en las Jurisdicciones Sanitarias de Morelia, Zamora y Uruapan y fueron suspendidas dado que no contaban con licencia sanitaria para operar, incumplían con las normas sanitarias, atendían a los pacientes con insumos caducos y las áreas de tococirugía y quirófano no cumplían con el instrumental y especificaciones necesarias para realizar actos quirúrgicos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba