Recibe Gobierno de Michoacán a “superdelegado federal” con controversia por invasión de poderes

“Alfredo Castillo es un hombre brillante y es difícil compararlo con otras personas”: SAC

Por considerar que los “superdelegados” federales son una evidente invasión de competencias al intentar fungir como una autoridad paralela en cada una de las 32 entidades federativas del país, el Gobierno de Michoacán interpondrá una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación a fin de abrogar las recién aprobadas modificaciones a la Ley de la Administración Pública Federal que permitieron la creación de la coordinación estatal de programas sociales.

Así lo dio a conocer el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, este lunes, durante un encuentro con medios de comunicación en el que además de su anuncio, aclaró que dicho recurso legal no se trata de un arranque, provocación o desafío hacia el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, sino de responder ante lo que considera una violación a la autoridad local.

Al mencionar que la administración lopezobradorista tiene evidentes deseos de regresar al centralismo rancio y viejo en la historia del país, informó que las reuniones de Grupo de Coordinación para la Seguridad quedarán suspendidas puesto que cualquiera de los participantes debe cumplir con los exámenes de control y confianza, y ni el coordinador de programas federales, Roberto Pantoja, los ha acreditado, aunado a que su función va encaminado a las políticas sociales y no de temas de seguridad pública.

En ese mismo tenor, advirtió que ni él ni los funcionarios de su gabinete acudirán a ninguna de las reuniones de la Mesa de Trabajo para la Construcción de la Paz puesto que no sesionará con gente desconocida, refiriéndose a los coordinadores regionales, por lo que el Estado continuará su estrategia de coordinación con municipios y las secretarías de la Marina y Defensa Nacional, así como de la Policía Federal y la Procuraduría General de la República (PGR).

El mandatario michoacano criticó las posturas sumisas del senador, Cristóbal Arias y del edil de Morelia, Raúl Morón Orozco, a quienes les recordó el haberse manifestado en contra de las funciones que en su momento desempeñó Alfredo Castillo Cervantes como el comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, a quien se refirió de un hombre brillante e incomparable frente al hoy “superdelegado”, Roberto Pantoja Arzola.

Por: César Ábrego

Artículos relacionados

Deja un comentario