Liberan a 13 hermanos maltratados y encadenados por sus padres

Las imágenes de la familia Turpin mostraban a una familia normal y feliz, sin embargo se escondía una historia que conmocionó al estado de California, en Estados Unidos.

El domingo por la mañana, David Turpin de 57 años de edad y su esposa Louise de 49 fueron detenidos acusados de tortura y poner en riesgo la vida de sus 13 hijos, a quienes mantenían encadenados y en condiciones de desnutrición.

La Policía de Riverside indicó en un comunicado que la investigación comenzó cuando una joven de 17 años escapó de la casa y llamó al 911 para denunciar una situación de espanto: sus 12 hermanos estaban secuestrados por sus padres, algunos de ellos, amarrados con cadenas y candados.

Tras entrevistarse con la menor que aparentaba tener unos 10 años, los investigadores acudieron a la casa de los padres; sucios, con huellas de maltrato y señales de desnutrición, los 12 hermanos restantes fueron encontrados literalmente encadenados a sus camas.

Una vecina comentó que una vez los vio que todos estaban en pijama porque era de madrugada. Estaban muy, muy pálidos, casi como si nunca hubieran salido al sol, pero yo sí he visto a un par de los mayores, y eran casi puras niñas y como de complexión pequeña. Yo diría que como diminutos, casi se veían un tanto desnutridos.

La sorpresa llegó cuando fueron liberados y se descubrió que siete de ellos eran adultos de entre 18 y 29 años de edad mientras que la víctima más pequeña es una niña de dos años.

Los vecinos que reconocieron haberse sorprendido por la noticia, señalaron que mientras la Policía interrogaba a Louise Turpin, ella actuaba de forma extraña.

Una vecina dijo que la mujer “nada más tosía, actuaba medio raro, solo estaba mire y mire. El policía le seguía hablando y ella como que medio sonreía; escupió dos veces al piso.

Los 13 hermanos recibieron alimentos y bebidas, posteriormente los servicios de Protección Infantil trasladaron a las nueve mujeres y los 3 hombres a diferentes hospitales para ser atendidos, mientras que los padres fueron detenidos para enfrentar nueve cargos de tortura y 10 por poner en riesgo la vida de los menores, por lo que el juez fijó una fianza de nueve millones de dólares.

En un perfil de Facebook con el nombre de David y Louise Turpin, la pareja compartía fotografías de su vida en familia, se pueden observar fotos de un viaje y otras de lo que parece ser la renovación de votos de los Turpin, en ellas aparecen los 13 hermanos, las mujeres con el mismo vestido, los varones, con el mismo corte y peinado que su padre.

En ninguna de las imágenes se ve que los niños sufrieran maltrato, sin embargo, la última publicación data de julio de 2016, por lo que las autoridades tratarán de determinar qué fue lo que sucedió con esta familia en los últimos 18 meses.

Fuente

Artículos relacionados

Deja un comentario