“La manada”: condena por abuso sexual que indigna y moviliza a España

La condena por abuso sexual, y no por violación, a cinco hombres, conocidos como “la manada”, que agredieron en grupo a una joven durante los Sanfermines de 2016 generó un fuerte rechazo en España y la convocatoria de movilizaciones en todo el país en apoyo y solidaridad con la víctima.

En su fallo, hecho público en medio de una gran expectación mediática, la Audiencia de Navarra condenó a los cinco acusados a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual continuado al entender que los abusos se produjeron sin el consentimiento de la joven, pero no se dio uso de la violencia ni intimidación, condiciones para que la agresión se considere violación.

La sentencia provocó la indignación de los colectivos feministas reunidos a las puertas de la Audiencia que mostraron su rechazo al grito de “No es abuso, es violación”, además de cientos de mensajes en las redes sociales con las etiqueta #EstaEsNuestraManada, #YoSiTeCreo, #JusticiaPatriarcal o #NoEsNo.

“Nos acaban de condenar a todas”, “Pase lo que pase, juntas, diversas; unidas siempre” o “No estás sola, tienes a tu verdadera manada contigo” fueron algunas de las frases más escuchadas y escritas a lo largo de la jornada, en la que se celebraron multitudinarias concentraciones celebradas por toda España.

Decenas de miles de personas salieron a las calles de las principales ciudades españolas, mientras que en la plataforma Change.org más de 200.000 apoyaban la petición de inhabilitación para los magistrados que dictaron la sentencia.

Origen de “la manada”

Los condenados son cinco amigos de Sevilla, -entre ellos un militar y un guardia civil-, que están en prisión provisional desde su detención tras los hechos y que siempre han defendido que las relaciones sexuales con la joven fueron consentidas.

El grupo, que se autodenominaba “la manada”, viajó el 6 de julio de 2016 a Pamplona para asistir a los Sanfermines, una de las fiestas españolas más populares, y coincidió con la joven en la madrugada del día 7.

Unos meses antes, cuatro de ellos, según descubrió y denunció la Policía, ya habían agredido a otra joven en el interior de un coche tras conocerla durante unas fiestas en una localidad de Córdoba.

Los hechos juzgados, en uno de los procesos más mediáticos de los últimos años en España, generaron un fuerte debate en la sociedad española sobre el “doble juicio” al que se somete a las mujeres víctimas de abusos sexuales frente a sus agresores.

La polémica se centró en si las relaciones sexuales fueron consentidas o forzadas, ya que en el vídeo que los acusados grabaron con un teléfono, y presentado ante el tribunal, se ve que la joven no ofreció resistencia.

Sin embargo, ella declaró que no opuso resistencia dada la superioridad numérica y física de los procesados, lo que le hizo entrar en shock y desear que todo terminara cuanto antes.

Fuente

Artículos relacionados

Deja un comentario