La gente no puede dejar de hablar de estas 10 cosas de los #GoldenGlobes 2018

La gente no puede dejar de hablar de estas 10 cosas de los #GoldenGlobes 2018

 

1. Todas fueron de negro, ¿pero quién no lo hizo?

Era de las pocas cosas que sabíamos: todas las mujeres iban a ir de negro como símbolo de repulsa a los numerosos casos de acoso sexual en la industria que se han destapado en los últimos meses después de que estallase el caso del productor Harvey Weinstein. Un movimiento que forma parte de la campaña Time’s up (Se acabó el tiempo), que está recaudando millones de dólares para ofrecer asesoramiento y apoyo legal a las mujeres que quieran denunciar acoso sexual en el entorno laboral. Todas se apuntaron.

¿Pero quién voló libre? Dos. Meher Tatna, productora, periodista y actriz de origen indio y, además, presidenta de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, que entrega los Globos de Oro. Otra es Blanca Blanco, actriz californiana que tiene en su filmografía películas como Tentáculos de las Bermudas o Showgirls 2. Si uno de sus objetivos con este movimiento –podía tener otros y tal vez eran legítimos– era que hablásemos de ella, enhorabuena. Lo ha conseguido.

2. La primera víctima del Photoshop en 2018

Un pequeño terremoto sacudía Twitter a eso de las dos de la mañana, hora española: Maggie Smith había acudido a los Globos de Oro vestida de púrpura, saltándose también el código de vestuario (al menos moral) de la noche. Pero pronto Twitter destapaba el truco: alguien con mucho tiempo libre la había puesto, mediante Photoshop, sobre la alfombra roja de los Globos de Oro. Ella ni siquiera acudió a la gala. La imagen pertenecía a los premios BAFTA de 2016.

La gente no puede dejar de hablar de estas 10 cosas de los #GoldenGlobes 2018

3. El desacertado comentario de Justin Timberlake

La actriz Jessica Biel, nominada a mejor actriz por la adictiva serie dramática The Sinner (disponible en Netflix) acudió a la gala acompañada de su marido, el cantante Justin Timberlake. Este colgaba poco antes una foto en su cuenta oficial de Instagram de la pareja muy sonriente y con los hashtags que exigía la noche, #TimesUp y #WhyTheyWearBlack. Todo correcto, pero tal vez su comentario “My wife is DANM hot!” (“¡Mi mujer está TAN buena!”) resultó desafortunado en una noche en la que se lucha contra la cosificación de las mujeres en la industria. Además, Biel tenía mucho más que celebrar que “estar buena”: su primera nominación a los Globos de Oro (finalmente no se lo llevó) por una serie que le ha reportado las mejores críticas de su carrera y de la que es, además, productora ejecutiva.

La gente no puede dejar de hablar de estas 10 cosas de los #GoldenGlobes 2018

4. El atuendo de Laurence Fishburne

Si hay algo que debemos aplaudir en una alfombra roja es que un hombre se salte el aburrido protocolo del esmoquin y decida que no va a ir igual que el resto. Este año lo hizo Laurence Fishburne (conocido para las grandes audiencias por su papel en Matrix), que a sus 56 años se atrevió con… esto, sea lo que sea. Como se suele decir de los apartamentos, mejor verlo:

La gente no puede dejar de hablar de estas 10 cosas de los #GoldenGlobes 2018

5. La gran duda: ¿se atrevieron a bromear con Weinstein? Sí

Y fue una broma a lo grande, de esas memorables por ir directamente a la yugular. Muy poco después de empezar la gala, el presentador Seth Meyer dijo: “Hablemos de eso que todos estamos pensando: Harvey Weinstein, que por primera vez en mucho tiempo no está hoy en la sala. Volverá dentro de 20 años, cuando sea la primera persona a la que abucheen durante el bloque de In memóriam”. El bloque In memóriam es ese en el que cada año recuerdan a los miembros de la industria que han muerto. La reacción del público se dividió entre asombro, silencio y aplausos.

6. El momento más tierno: el peor director de la historia sube al escenario de los Globos de Oro

La sala estaba llena de grandísimas estrellas (y en primera fila la mismísima mujer considerada la más poderosa del mundo del espectáculo, Oprah Winfrey). Pero fue Tommy Wiseau, el misterioso director, productor, guionista y actor de The Room (2003), la película que inspiró la nominada The disaster artist (2017), el más llamativo. Con melena larga y gafas de sol, el actor fue invitado a subir al escenario cuando James Franco ganó el Globo de Oro a mejor actor de comedia. Y se produjo un momento muy cómico cuando Wiseau intentó acercarse a hablar al micrófono casi antes de que lo hiciese Franco. Al final, manteniendo el misterio, no dijo nada. Poco se sabe sobre sus orígenes, avatares y vida privada. Solo que esta noche decidió sentarse junto a un montón de estrellas mundiales y suscitó más atención que ellas.

7. El momento más divertido: cuando Frances McNormand le pide a un cámara que se aparte

Porque a todos nos ha pasado que estamos viendo algo interesantísimo que sucede a unos metros y un pesado se pone en medio y le pedimos que se quite. La actriz que se llevó el Globo de Oro a mejor actriz dramática por Tres anuncios en las afueras lo tenía que hacer mejor que nadie. Y lo hizo.

8. Un mito del cine ante un público en pie

El momento más emotivo de la noche fue ese en el que todo el auditorio se puso en pie para recibir a Kirk Douglas, que a los 101 años se subió al escenario. La leyenda de Hollywood salió a escena para entregar el premio a mejor guion original (que se llevó Tres anuncios en las afueras). Junto a él estaba su nuera, Catherine Zeta Jones. Pero no podemos evitar pensar que hubiese sido mucho más sugerente y humorístico si hubiese salido junto a Sharon Stone, también presente en la sala, y que protagonizó con el hijo de Kirk, Michael Douglas, los coitos más famosos de los noventa en Instinto básico.

9. La mujer más poderosa del mundo pone en pie a todas las mujeres del auditorio

Oprah Winfrey explicó cómo en 1964 vio desde el suelo de la cocina de su madre a Sidney Poitier recibir un Óscar (por Los lirios del valle). Era, para ella, el primer negro que veía siendo homenajeado en televisión. Oprah remarcó esta anécdota porque ella es la primera mujer negra que recibe el premio honorífico Cecil B. DeMille, que cada año entrega la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. “Hoy valoro a la prensa más que nunca”, dijo la presentadora, “y sé que hablar y decir la verdad es la herramienta más poderosa que tenemos todos. Me siento verdaderamente inspirada por todas las mujeres que se han sentido empoderadas para compartir sus experiencias. Este año nosotras hemos sido las protagonistas. Quiero homenajear a las mujeres que aguantaron durante años porque ellas, como mi madre, tenían hijos que alimentar, facturas que pagar y sueños que hacer realidad. Durante años, las mujeres no se han atrevido a levantar la voz contra los hombres que las han utilizado. Pero su momento ha llegado”. Suenan los aplausos en el auditorio. Las mujeres se ponen en pie.

10. Natalie Portman pone en evidencia a la organización con solo dos palabras

Natalie Portman solo tenía que decir una frase antes de que ella y el director Ron Howard anunciasen los nominados a mejor director: “Here are the nominees” (“Aquí están los nominados”). Pero en su lugar, dijo: “Here are the all male nominees” (“Aquí están los nominados, todos hombres”). Impagable la cara de Guillermo del Toro, cuyo nombre fue el primero que se pronunció. Por cierto, fue él también el que ganó. Lo hizo por La forma del agua. Justo después salió al escenario Greta Gerwig. Su película Lady Bird, la mejor puntuada en la historia del agregador Rotten Tomatoes, recibió el Globo de Oro a mejor comedia o musical, pero ninguna nominación a mejor directora. No hubo directoras nominadas en 2018. Tampoco en 2017. Tampoco en 2016. El movimiento Time’s up es necesario, pero parece que todavía no es suficiente.

Fuente

Artículos relacionados

Deja un comentario