Inicia en Michoacán “la nueva convivencia”; Gobernador llama a seguir recomendaciones sanitarias

Con la reapertura gradual de algunos negocios y comercios, Michoacán inició este primero de julio la llamada “nueva convivencia” que contempla un sistema de banderas para señalar qué actividades pueden retomarse, siempre y cuando, se cumpla con las medidas sanitarias recomendadas para evitar la propagación del COVID-19.

En ese sentido, el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, emitió un mensaje a través de sus redes sociales donde precisó algunos detalles de la nueva connivencia e hizo, un llamado a cumplir las medidas contra la pandemia.

De acuerdo al jefe del Ejecutivo estatal, como parte de esta etapa, el sector productivo y empresarial del Estado firmarán una carta de responsabilidad en la que todos los sectores se comprometen a seguir los protocolos y lineamientos sanitarios emitidos por las autoridades estatales.

Asimismo, el mandatario puntualizó que los lineamientos también deberán cumplirlos el sector agrícola, el agroindustrial, portuario, de la construcción, minero, la manufactura, el comercio pequeño y mediano.

En ese sentido, Aureoles Conejo mencionó que así como los sectores productivos se apegarán a los protocolos, es importante recordar que las medidas sanitarias sobre el uso de cubrebocas, lavarse las manos continuamente, mantener sana distancia, no saludar de beso, mano o abrazo, y toser o estornudar con la parte interna del brazo se mantienen en todo el estado.

Por ello el gobernador reiteró que la apertura de los gimnasios, antros y bares, balnearios y lugares recreativos, así como la celebración de eventos deportivos, manifestaciones, marchas, conciertos y fiestas públicas o privadas siguen prohibidos.

Igualmente, el Gobernador añadió que la vigilancia y evaluación permanente en los 113 municipios del estado se mantendrá y se colocarán las banderas, roja cuando haya un máximo riesgo; la amarilla de riesgo alto; la verde de riesgo intermedio, y la blanca de riesgo controlado.

Por último destacó que en este ciclo escolar no regresarán a clases presenciales los más de 1 millón 300 mil estudiantes, desde preescolar hasta universidad, ni los más de 90 mil maestras, maestros, y trabajadores del sector educativo, así como 12 mil 600 trabajadores del Gobierno del Estado, entre los que se encuentran trabajadores sindicalizados, de base, de confianza y de la Secretaría de Salud.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba