Huelga de “puertas abiertas” en el Ooapas, no afectará suministro del agua

Autoridades piden a morelianos realizar pagos mediante tiendas de conveniencia y centros de pagos establecidos por el organismo.

Al no llegarse acuerdos entre autoridades sindicales y la Dirección General del Organismo Operador de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento (Ooapas) de Morelia, respecto a las contenciones salariales para este año, por primera vez en la historia del municipio, estalló la huelga de “puertas abiertas” en el organismo.

A decir del director general, Roberto Valenzuela Cepeda, la dependencia está imposibilitada para aceptar un incremento al salario de 5.6 por ciento, adicional al 3.9 que previamente los sindicalizados habían solicitado a la autoridad.

Señaló que de realizarse, las autoridades estarían pagando más de 100 millones de pesos, únicamente de salarios, aunado a las prestaciones onerosas que son concedidas a los empleados del Organismo Operador, sin disminuir en lo absoluto el déficit presupuestal de 200 millones de pesos que enfrentan como autoridades.

En torno al anuncio que hiciera el sindicato sobre un posible corte al suministro de agua en un 50 por ciento, Valenzuela Cepeda, aseguró que esto es falso, y aseguró que todos los morelianos podrán abastecerse del vital líquido sin complicaciones.

Pese a que el instituto cuenta con 840 trabajadores y tan solo 100 son empleados de confianza lo que significaría la ausencia de casi el total de la base a sus puestos de trabajo, el director general señaló que se contratará personal eventual, en apoyo a los trabajadores de confianza que se quedarán en las instalaciones, así como la guardia de sindicalizados que dejarán a cargo los lideres sindicales.

Ante la preocupación que han externado miles de morelianos, por esta problemática, hizo un llamado a que los pagos del servicio se realicen en las tiendas de conveniencia y centros de pago establecidos por el organismo, como medio alternativo ante el posible cierre de cajas en el módulo central, ubicado sobre la Avenida.

Por: Marisol Villalvaso

Artículos relacionados

Deja un comentario