Hay “guerra jurídica” contra Lula, él no cometió ningún delito: abogados

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue condenado a pesar de que se demostró su inocencia, lo cual lo convierte en un preso político, afirmaron sus abogados.

En entrevista para #AristeguiCNN, la abogada Valeska Teixeira Martins aseguró que el ex mandatario fue víctima de “una guerra jurídica”, que consiste en el abuso y la mala utilización de los procesos para los fines de persecución política, cuyo objetivo es “agotar los recursos financieros y el tiempo de la víctima, intimidar a los abogados y a los familiares”.

Teixeira Martins explicó que el ex mandatario enfrentó tres acusaciones por el caso Lava Jato y seis más en otras comarcas de Brasil, pero aseguró que “ninguna contiene prueba o lógica en la narración de los hechos, es decir, son procesos que inician a través de denuncias de los medios y se convierten en procesos criminales”.

“Lo que observamos es una colaboración entre partes de los medios de comunicación y el poder judicial, que denunciamos en el comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, en Ginebra, en 2016″, detalló.

Además, comentó, quedó comprobado que Lula da Silva nunca fue propietario del departamento que supuestamente recibió como soborno para otorgar contratos en Petrobras.

“Lo que sucede que después de un proceso donde 73 testigos fueron escuchados, ninguno puede señalar ningún acto ilegal por parte del ex presidente. Probamos que los actos de nombramiento no eran hechos por el presidente, no hay ningún elemento que corrobore, ningún tipo de participación o injerencia del ex presidente en Petrobras.

“Quedó comprobado que la propiedad de este departamento no es del ex presidente y nunca lo fue. Nunca tuvo la posesión de este departamento, nunca tuvo las llaves de este departamento, sólo fue una vez para verificar para verificar si utilizaría un crédito que tenía en una cooperativa para la adquisición de una unidad habitacional y que podría ser aquélla”, abundó.

Sin embargo, lamentó, “Lula fue condenado pese a esas pruebas de inocencia”.

Por su parte el abogado Cristiano Zanin afirmó que el “ex presidente Lula se considera un preso político porque fue condenado a un proceso sin haber cometido ningún delito y hoy se encuentra en prisión con base en esa sentencia que revela una absoluta inseguridad jurídica”.

Desde el punto de vista de Zanin, la decisión del Supremo Tribunal Federal de negarle al expresidente el recurso de habeas corpus (petición para evaluar la legalidad de un arresto) “empequeñeció la garantía constitucional de la presunción de la inocencia”.

Recordó que la Constitución brasileña indica que “nadie será considerado culpable hasta la existencia de una decisión condenatoria contra la que no queda ningún recurso” y Lula da Silva “no tiene ninguna decisión condenatoria definitiva en su contra, lo que significa que no podría ser considerado culpable y no le podría ser impuesto el inicio del cumplimiento de una pena tal como ocurrió”.

En este sentido, la defensa del ex mandatario observó que “no existe ninguna seguridad jurídica en relación a la extensión del principio de la presunción inocencia“, sino más bien, “una lotería en torno a la posición de cada uno de los 11 ministros de la Suprema Corte”.

Por eso, indicó, es necesario “que exista una nueva votación en una acción que discuta el principio de inocencia para que la Suprema Corte pueda definir una tesis y esta sea aplicada no solo al presidente Lula sino a todos los ciudadanos que se encuentran en la misma situación jurídica”.

Fuente

Artículos relacionados

Deja un comentario