Exfuncionaria michoacana acusada de peculado, encargada de finanzas del Congreso de Guerrero

La actual subsecretaria de Finanzas del Congreso de Guerrero, Mireya Guzmán Rosas, fue inhabilitada para ocupar cargos públicos y estuvo presa en 2014 por el delito de peculado en agravio del gobierno del estado de Michoacán, cuando se desempeñó como secretaria de Finanzas durante el gobierno del perredista Leonel Godoy Rangel.

En ese entonces, el excomisionado Alfredo Castillo Cervantes acusó a Guzmán Rosas -quien ejercicio el cargo de enero de 2011 a febrero de 2014 -, de otorgar en comodato y “sin tener facultades legales”, un inmueble propiedad del estado por un periodo de 20 años a un particular que lo utilizó como negocio de estacionamiento público.

Luego, Guzmán Rosas fue detenida en octubre de 2014, acusada de afectar el patrimonio estatal y en noviembre de ese año, salió de la cárcel libre bajo caución porque el delito de peculado en esa entidad no se considera grave y pagó una fianza de 423 mil pesos para enfrentar su proceso penal en libertad, indican reportes periodísticos de la entidad michoacana.

Previamente, la exsecretaria de Finanzas del gobierno de Michoacán, había sido inhabilitada para ocupar cargos públicos de uno a seis años y la sanción administrativa comenzó en diciembre de 2014, indica el expediente DRSP-PAR-295/2013.

No obstante, el personaje de negro historial reapareció en septiembre de este año como subsecretaria de Finanzas del Congreso local de Guerrero que preside el diputado local y coordinador de la fracción parlamentaria de Morena, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros.

Hasta el momento, se desconoce la situación legal de Mireya Guzmán, pero ha trascendido que la exfuncionaria del gobierno de Michoacán, asumirá el control de los recursos públicos del Congreso local debido a que esa área permanece acéfala y se trata de un espacio de confianza controlado por el presidente del Poder Legislativo en la entidad.

Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba