Detenidos narran asesinato de estudiantes de cine de Jalisco

En Punto tuvo acceso al testimonio de los dos únicos detenidos por la desaparición y muerte de los estudiantes de cine, Salomón Aceves, Daniel Díaz y Marco Ávalos, ocurridas el pasado 19 de marzo en Tonalá, Jalisco.

Uno de los detenidos es Gerardo González, alias “El Cochi”, quien supuestamente lideró la célula delictiva que detuvo, ejecutó y desapareció a los tres estudiantes. El otro detenido es Omar Palma, el rapero conocido como QBA.

En sus declaraciones, explicaron cómo fue su participación en estos hechos.

Omar “N”, conocido como el rapero QBA, señaló ante las autoridades que el pasado 20 de marzo, un día después de la desaparición de los estudiantes, recibió una llamada de Gerardo González, alias “El Cochi”, líder de una célula delictiva del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Como a las tres de la mañana, estaba en mi casa dormido cuando recibí una llamada a mi teléfono, porque habían trabajado y que iban a pozolear”, meses atrás, “El Cochi” había reclutado a Omar para integrarse a su grupo delictivo, por un sueldo de tres mil pesos semanales.

A continuación, el relato de QBA al llegar a la casa donde estaban los cuerpos de los tres jóvenes cineastas de jalisco, ubicada en la calle Lechuza, en Tonalá:

A un lado de los tinacos había tres personas ya sin vida, boca arriba, en fila. El primero era de un joven, como de unos 20 años, del sexo masculino, delgado, de tez morena, de cabello oscuro medio chinito, estaba completamente desnudo, estaba golpeado del rostro y tenía marcas como si le hubieran puesto una soga en el cuello. El segundo era de 1.70 de estatura, de complexión regular, de tez morena, cabello oscuro, como de unos 20 años, estaba golpeado de su cara y también tenía una marca en el cuello, como si lo hubieran asfixiado con la soga. Y el tercero se veía mas grande, como de unos 25 años, estaba llenito, güero, como de 1.80 de alto, barba abundante como rojiza, traía muchos tatuajes, en las piernas, en toda la pierna en los chamorros, en la espinilla, en la mano, de los que recuerdo era un tatuaje de una caricatura y la cara de un lobo”.

De acuerdo con la declaración de Omar, terminó el encargo de “El Cochi” en un par de horas.

A las 05:00 horas se fue a su casa y “El Cochi” le indicó lo siguiente:

Que no me parara en Tonalá en unos días, según eso porque la habían cagado… Empecé a ver en las noticias para ver qué era lo que había pasado y vi que habían desaparecido tres estudiantes para el rumbo de Tonalá, que los habían levantado y al momento en que pasaron las fotos de los desaparecidos, me di cuenta de que se trataba de los tres cadáveres que yo les ayudé a pozolear”.

Omar, uno de los dos detenidos por la desaparición de los estudiantes, terminó su relato de esta forma:

‘El Cochi’ se iba a ir a la playa, me dijo que estaba bien caliente la zona por lo de los estudiantes, que me abriera y que se iba a poner bien feo. A los dos días de que me dio mi paga, me fui con mi esposa y mis hijos y mi hermana, la menor, a Guayabitos. Estuve ahí tres días y dos noches, me hospedé en unos bungalows, recuerdo que nos fuimos en camión, cuando regrese seguí mi vida normal.”

A su vez, en su declaración, “El Cochi” relató las decisiones y pasos que tomaron desde el momento en que hicieron contacto con los tres jóvenes en la casa donde estaban filmando un documental, en la cabaña cercana a la presa El Zapotillo:

El día lunes 19 de marzo del año 2018, X fue a campanear la granja y al estar en eso es que se dio cuenta de que fuera de la casa se encontraba un vehículo C300 en color hueso, por lo que entonces me llamó y me dijo que ahí estaba el vehículo por lo que pensamos que se trataba del Diego. Nos juntamos todos nosotros porque no queríamos que nos saliera mal algo, ya que decían que el Diego era alguien muy importante.”

De acuerdo con la declaración firmada por “El Cochi”, fue Juan Carlos Barragán, alias “El Canzón” o “El Calzón”, quien afirmó que la persona dentro de la casa se trataba de “El Diego”, un personaje de la banda rival a quien el Cártel Jalisco Nueva Generación pretendía ejecutar.

“El Canzón” determinó que los estudiantes tenían relación con “El Diego” y por ello los interceptaron.

Llegamos las dos camionetas juntas, por lo que yo me paré delante de los carros y la otra camioneta atrás de los carros, por lo que rápidamente se bajaron de las camionetas los muchachos armados y comenzaron a someter a las personas que se encontraban en el lugar”, aseguró “El Cochi” en su declaración.

Luego, dijo que los llevan a la casa de seguridad, “empezamos a platicar con Javier sobre si él era Diego y qué hacía, quién era. Nos dijo que era estudiante de cine y que estaba haciendo un documental y le empezamos a preguntar que sí él conocía a Diego… Nos dijo Javier que Armando era su tío, que no conocía al tal Diego, que su tío era Armando. Le pregunté que de quién era la granja y me dijo que era de su tía Edna”.

“El Cochi” agregó:

Me salí del cuarto y cuando regresé me di cuenta de que entre El Grillo y Canzón se encontraban pegándole a Javier en la espalda y en las nalgas con una tabla. Yo me salí de la casa y me fui a comer a mi casa y alrededor de las 00:30 minutos me marcó Canzón, me dijo: ‘Se nos fue el muchacho, Javier’ y me dijo que lo iban a pasar para hacerlo agua”.

Fuente

Artículos relacionados

Deja un comentario