Con estudio sobre sus efectos, diputados finalmente revisarán prohibición de cañones antigranizo

Con un estudio científico sobre los efectos que provoca en el medio ambiente el uso de cañones antigranizo, las y los diputados de la LXIV legislatura revisarán la normativa ambiental de Michoacán, pues a la fecha, el uso de estos artefactos está regularizado más no prohibido.

Y es que a pesar de las denuncias que han hecho los campesinos y ganaderos sobre los efectos nocivos de los cañones en el ecosistema, y que incluso el titular de la Secretaría del Medio Ambiente Ricardo Luna García, admitió que los artefactos sí dañan al equilibrio ambiental, los legisladores locales hasta ahora solicitaron un estudio para discutir la prohibición de los cañones.

En la última sesión del Congreso del Estado, las y los diputados se limitaron a exhortar a la Secretaría del Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet) para que se coordine con Procuraduría Ambiental (ProAm), SEMARNAT Y PROFEPA, “a fin de realizar una campaña de concientización entre los ciudadanos poseedores de cañones antigranizo” y a que se prohíba su uso.

Asimismo, dos diputadas solicitaron realizar estudios académicos para conocer los efectos secundarios, y con ellos, legislar en la materia.

En primer lugar, la diputada Mayela Salas Sáenz, presidenta de la Comisión de Desarrollo Sustentable y Medio Ambiente, expuso que la utilización de tecnologías de geoingeniería llamada “cañones antigranizo” altera el clima y con ello genera afectaciones severas para la población, especialmente, a los productores que esperan buenas lluvias para sus cosechas.

Por su parte, la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso Brenda Fraga Gutiérrez, manifestó que se debe informar por escrito al Congreso, las acciones, estrategias y políticas públicas que se han implementado respecto a la problemática ambiental y social relacionada al uso de los cañones.

Asimismo, ambas legisladoras consideraron que, bajo el principio precautorio en materia ambiental, “el uso de este tipo de mecanismos debe estar postergado hasta en tanto no se conozcan con certeza sus efectos primarios y secundarios” o en su caso, se tenga una base científica consistente que demuestre que su uso regular no genera afectaciones.

Por último, durante la sesión Fraga Gutiérrez manifestó en su exposición de motivos, que es necesario que la legislación prevea y disponga adecuadamente lo necesario para proteger y conservar el equilibrio ecológico, buscando evitar, que se continúe extendiendo el uso habitual de este tipo de dispositivos mientras sus efectos no estén plenamente estudiados, documentados y debidamente regulados.

Cabe mencionar que a inicios de semana, luego de que campesinos y ganaderos desmantelaran un cañón en la región de Peribán, funcionarios estatales han manifestado la necesidad de que el Congreso apure la reforma a la Ley Ambiental y resuelva con una nueva normativa, la controversia respecto al uso de los artefactos así como otras prácticas agrícolas consideradas como nocivas para el ecosistema.

Sin embargo, fue hasta la última sesión del Congreso, que las diputadas se pronunciaron respecto a la urgencia de una nueva ley ambiental, la cual según los funcionarios del Ejecutivo estatal, lleva más de un año en la antesala legislativa.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap