Cañones antigranizo no son ilegales; Congreso debe definir su uso y regularización señala ProAm

Luego de que campesinos y ganaderos derribaran un cañón antigranizo en el municipio de Peribán, la Procuraduría Ambiental de Michoacán (ProAm) aclaró que el uso de estos dispositivos, comúnmente utilizados con la intensión de dispersar nubes cargadas de lluvia, no está prohibido en la entidad pues su uso y regularización dependen de las leyes ambientales vigentes en la entidad.

En entrevista para este medio, el titular de la ProAm Juan Carlos Vega Solórzano, señaló que actualmente, la instancia solo puede inspeccionar el uso de los cañones así como su manifestación de impacto ambiental, con las herramientas jurídicas y legales estipuladas en la Ley Ambiental de Michoacán, y la cual, no ha sido modificada en el Congreso del Estado.

Y es que ante las amenazas de desmantelar más cañones así como las huertas, principalmente de aguacate, que han hecho ganaderos y campesinos, el procurador ambiental consideró que las y los diputados locales, especialmente de la Comisión de Medio Ambiente a cargo de la morenista Mayela Salas Sáenz, deben definir si su uso es ilegal o no, sobretodo, para darle a las autoridades ambientales, “dientes más afilados” que les permitan atender las peticiones para regular la proliferación de los cañones.

Asimismo, Vega Solórzano informó que por ahora, la instancia solo puede verificar el impacto de los cañones a través de denuncias, pues al no modificarse la ley, faltan elementos jurídicos para su des antelación y únicamente se imponen sanciones si no existe una manifestación por impacto ambiental.

En ese sentido, el procurador ambiental lamentó que “Michoacán esté solo” en la atención al problema, pues las sequías que azotan a campesinos y ganaderos, no dependen únicamente del uso no comprobado de los cañones ya que las autoridades del Gobierno federal, no han su parte para atender problemas como la perforación de pozos de agua y la instalación huertas sin toda la regularización necesaria.

Finalmente, a raíz de las amenazas que han hecho campesinos y ganaderos para desmantelar más cañones y derriban huertas, el titular de la ProAm hizo un llamado a la no confrontación y pidió al Congreso del Estado y sus diputados, trabajar en lo inmediato para contar con una nueva ley que defina si los cañones son ilegales o no, pues mientras existan un vacío legal, continuará su uso así como la polémica sobre su impacto en el medio ambiente.

Cabe mencionar que de acuerdo a Vega Solórzano, en Michoacán existen al menos unos 60 caños antigranizo en 16 municipios que integran la llamada “Franja Aguacatera”, sin embargo, activistas y ambientalistas han señalado que hay por lo menos mil 200 cañones sin regularización, y de los cuales, casi el 80 por ciento, tienen deficiencias técnicas que sí impactan directamente en la falta de lluvias.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap