Cancelar nuevo aeropuerto dejaría pérdidas por 120,000 mdp: Grupo Aeroportuario

La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) tendría un costo de 120 mil millones de pesos, afirmó este lunes Federico Patiño, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, responsable de la obra.

“Tenemos invertido al final de año cerca de 70 mil millones de pesos, luego existen penas convencionales en los contratos. Vamos a tener contratados cerca de 190 mil millones de pesos, las penas convencionales cerca de 20 por ciento y además de la liquidación del personal (que serían 70 mil empleos a finales de 2017)”, detalló Patiño al explicar por qué las pérdidas ascenderían a los 120 mil millones.

“La mitad del valor total del proyecto, pero sin aeropuerto”, agregó Patiño en conferencia de prensa en la que, acompañado del vocero de la Presidencia, defendieron la viabilidad y transparencia del proyecto.

La conferencia se dio en el contexto en el que el candidato presidencial líder de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que detendrá el proyecto en caso de ser elegido para construir dos nuevas pistas en una terminal militar aledaña a la capital.

“Cancelar el proyecto sería una barbaridad”, dijo el vocero del Gobierno, Eduardo Sánchez.

La semana pasada López Obrador y el Consejo Coordinador Empresarial aceptaron crear una mesa de trabajo para analizar la viabilidad y transparencia del nuevo aeropuerto.

“Si recibimos una invitación, fijaremos una postura”, dijo Sánchez respecto a la posibilidad de participar en esa mesa.

“Vamos a revisar técnicamente el proyecto sin asustar a nadie. Propongan ustedes cinco técnicos, cinco técnicos del Gobierno y cinco técnicos de nosotros: 15, y, a partir de hoy, (que hagan) la revisión y con toda honestidad (y digan) si procede (o) no procede”, dijo AMLO el viernes en un evento ante empresarios de la construcción en la ciudad de Guadalajara.

“No haríamos nada por la fuerza (…) Vamos a actuar en el marco de la legalidad, no va a haber ningún acto autoritario. Nosotros somos demócratas”, dijo el candidato.

Durante la conferencia de prensa, tanto Sánchez como Patiño aseguraron que la obra se ha hecho con transparencia y que no habrá ningún tipo de contrato que sea reservado.

No se pronunciaron en particular a las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación, que en su informe sobre la Cuenta Pública de 2016 señaló irregularidades y gastos sin aclarar por unos mil millones de pesos, entre ellos pagos en exceso a contratistas, gastos innecesarios en comunicación social, servicios que no se comprobaron, o pagos de materiales con precios fuera de mercado.

Fuente

Artículos relacionados

Deja un comentario