Así es la Nueva Normalidad en la Central de Abastos; una recuperación lenta

Tras la Jornada Nacional de Sana Distancia, que inició el 23 de marzo y terminó el pasado 30 de mayo, ha dado paso a la denominada Nueva Normalidad, una fase estratégica para la reapertura de las actividades económicas de una manera gradual y ordenada, y por lo tanto ya se observa una mayor actividad en la Central de Abastos de Morelia —un mercado que siguió operando, al ser en un 100 por ciento de actividades esenciales—, aunque la recuperación económica aún está lejos de lograrse, de acuerdo a lo que pudimos constatar con los locatarios.

En este sentido, el comerciante Gilberto García señala que las ventas continúan bajas, aunque observa un mayor movimiento en la central, un 60 por ciento de lo normal. Asimismo, dice que todos los bodegueros han hecho de su parte para tener los materiales necesarios para la seguridad sanitaria de los trabajadores, ya que por parte del gobierno no han recibido apoyo.

No obstante lo anterior, Fabiola González, quien tiene 3 años operando una abastecedora de carne en este mercado, señala que sí han notado un incremento que, aunque paulatino, ya es notorio, ya que durante la contingencia las ventas llegaron a bajar hasta un 60 por ciento, y ahora ha aumentado entre un 40 y 30 por ciento en comparación con los días más críticos que pasaron. “Se reciente luego-luego el cambio aquí”, señala.

Respecto a las medidas de sanidad para contener el contagio del coronavirus, Fabiola dice que no es algo muy común, que ella ni siquiera usa cubrebocas. “No es algo que se esté adoptando al 100”, dice.

Con observaciones similares reporta Yuritzi Báez González, quien trabaja desde hace 6 meses en otra carnicería; dice que ya se ve un regreso a la normalidad en cuanto a ventas, ya que en ese comercio abastecen a más negocios de carne, como taquerías y restaurantes, por lo que observan un incremento en las ventas de un 20 por ciento.

En este local, agrega Yuritzi, optaron por hacer entregas a domicilio durante la contingencia, y éste fue un motivo por el que no disminuyeron tanto las ventas.

Por otro lado, Ricardo García, un repartidor, dice que hay un poco más de clientes, aunque las ventas continúan bajas, y que el mercado está a un 75 por ciento de lo que estaría antes de la contingencia, aunque agrega que durante ésta llegó a bajar hasta en un 40 por ciento.

En cuanto a las acciones que ha hecho el Ayuntamiento en la Central de Abastos Ricardo, resalta las labores de sanitización, lo que agradece el comerciante.

Sin embargo, esta recuperación no se da de igual forma en todos los locales, como dio a conocer Ana Sánchez, empleada en una dulcería de la Central de Abastos, quien dice que a pesar de que hay más personas las ventas han continuado bajas en las dulcerías, al continuar en un 50 por ciento sus operaciones.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba