Alista gabinete ambiental acciones para regularizar huertas de aguacate

Será en el próximo mes de febrero, cuando el gabinete ambiental del Gobierno estatal inicie las acciones de cara a la regularización de las huertas y el cultivo de aguacate, esto, a través de diversos foros de concientización para revertir el cambio de uso de suelo por el monocultivo del fruto.

A decir de Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), el foro integrará a productores de las regiones aguacateras y autoridades estatales y municipales con la finalidad de apercibirlos al cultivo del fruto de manera orgánica y sustentable.

Y es que a decir del funcionario, a la fecha la instancia sigue recibiendo denuncias por el cambio ilegal de uso de suelo en municipios como Uruapan, Purépero y la propia capital michoacana, hechas, por la ciudadanía inconforme con la expansión irregular de huertas aguacateras.

En ese sentido, Luna García subrayó que el cultivo de aguacate puede ser regulado para que la actividad económica que representa su exportación, no se traduzca necesariamente en degradación del suelo y la devastación de los corredores forestales donde se han derribado miles de hectáreas boscosas a cambio del monocultivo.

Cabe mencionar que según investigadores ambientalistas, en Michoacán el 70 por ciento de la superficie es boscosa ha sido derribada para dar paso a actividades agrícolas, madereras o para desarrollar centros urbanos, lo cual supera por mucho, al daño provocado por incendios forestales.

En promedio, desde 2016 se han reforestado entre 20 mil y 30 mil hectáreas de bosques y selvas en Michoacán, lo que deja un importante déficit de recuperación de los ecosistemas que albergan a miles de especies animales y que incluso, dotan de agua a millones de personas.

Según especialistas, en los últimos 50 años Michoacán perdió el 30 por ciento del total de su superficie boscosa como consecuencia del fenómeno de tala clandestina, el cambio de uso de suelo y la falta de la renovación de los núcleos forestales.

En cambio, durante el año pasado solo se trabajaron cerca de mil 400 hectáreas para desarrollar un esquema productivo sustentable por la colaboración de instancias estatales y federales, que permitirá, reactivar la economía de la zona Oriente y Sierra de la entidad.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba